A CORNATEL

Publicado en noticias el 2 de Septiembre, 2010, 13:03 por BAUCAN

                              

                                                                                                                                            

"...QUIEN TIENE OIDOS PARA OIR, OIGA LO QUE EL ESPIRITU DICE..."

    (San Benito)

                                                                                                                                                                      

El texto que a continuacion reproducimos ha sido enviado
publicamente por Baucan
al Ayuntamiento de Priaranza del Bierzo con motivo de la fiesta de Cornatel.
                                                                                                                  
                                                                                                                                                      
                                                                                                                                                            

Queridos amigos de Cornatel:

                                                                                                

Estas breves líneas que Baucan os escribe desde el corazón…

…desde todos nuestros corazones.

                                                                                                     

Son, simplemente, para decir :

                                                                                                           

Deseamos

Que un año más

                                     

El homenaje que se rinde

A ese pilar de la historia del Bierzo

De la historia con mayúsculas

A ese baluarte discreto del espíritu del Temple

Que no abandona esas abruptas montañas
                                                                           

A esa fortaleza de la esencia Templaria

A la que queremos porque la admiramos

Morada de nuestros sentimientos

Que sus piedras nos han arrancado

A fuerza de fuego y golpe de acero

                                                                                                

Deseamos que Cornatel se sienta orgulloso de sus hijos

Y de los padres que desde hace siglos

Se han sacrificado para que esas piedras

Sigan rezumando por sus poros

Lo que con palabras es imposible de explicar

                                                                                              

Pero que el tiempo

Materializa en el éter

Para que la sensibilidad de aquellos

Que sin saber "PORQUÉ"

Sienten "ALGO", "ALGO VIVO"

                                                                       

En unas PIEDRAS, aparentemente inertes.

                                                                                                                             

Este sentir es el que desde hace años nos ha llevado a esforzarnos e intentar aportar nuestro pequeño granito de arena para que esas piedras vivas, sigan dando testimonio de nuestra tradición y de nuestra cultura.

Nuestro único y sincero deseo, es que nuestra dolorosa ausencia sirva para que esas sagradas piedras cobren aún más vida.

Y  que Cornatel,  siga ocupando el espacio evocacionista que le corresponde, por la pureza de su enclave, único e irrepetible.

Gracias …

QUE DIOS BENDIGA A CORNATEL……Bonum Certamen Certera

Un abrazo

BAUCAN

                                                                                                                               

                                                                                                                              

...Una Ultima Reflexión...

                                                                                                                               

                                                                                                                               

"...TODO EL QUE SE ENSALZA SERA HUMILLADO Y EL QUE SE HUMILLA SERA ENSALZADO..."
(regla de San Benito, 7, 1)
                                                                                                                           

Uno de los aspectos de la historia del Temple que con más claridad nos revela cual era la actitud en el combate de estos "soldados de Cristo". Es el elevado número de maestres que murieron en combate.

Este número varía según los historiadores y las intenciones de estos a la hora de "historiar". Pero podemos afirmar que ese número pudo acercarse bastante a la mitad de ellos.

En España tenemos un claro ejemplo de esto en la Batalla de Las Navas de Tolosa. En dicha contienda participó la orden del Templo y al frente de ella el maestre de Castilla, Gómez Ramírez. Quien murió a consecuencia de las heridas recibidas en el combate.

Estas actitudes de los representantes al mas alto nivel de la Orden, no solo nos aportan una información documentada de cual era el ideario del "miles Templi" en combate, sino que confirma de una forma rotunda que los cargos que ejercían los dignatarios dentro de la orden, no podían responder a un "superfluo" nombramiento a "caballero". Sino a un compromiso con una causa que estaba por encima de ellos y de la propia orden.

Evocar en Cornatel no es tarea facil. Baucan lleva desde el año 2004 haciéndolo, con la participación de todos sus componentes un año tras otro, cumpliendo el compromiso con el castillo y siempre intentando aportar algo más. Y por supuesto, los responsables de Baucan siempre hemos estado al frente de nuestra asociación en esta evocación. Siendo fieles a nuestra concepción de lo que es hacer un homenaje a algo que ha estado, está y estará por encima de todos nosotros. Buscando siempre la sencillez a través del manejo de la espada, materializándolo sobre el terreno con "verdaderos combates" para evocar con armas lo que era algo cotidiano en un "miles Templi" y que San Bernardo definió como "el doble combate".

Combates cuyo espíritu, se siente identificado plenamente en las palabras de D. Francisco Rafael de Pascual, monje cisterciense y colaborador de nuestra revista Abacus:

                                                                                                                   

 "la rusticidad cisterciense es un despojo de lo superfluo, de la fachada que desfigura la simplicidad del hombre"

Encabezábamos este texto con palabras de San benito, lo cerramos con unas de San Bernardo…

"…¿POR QUÉ HUYES DEL PESO Y LA DUREZA DE LAS ARMAS, SOLDADO DELICADO?…"

(carta nº 1 de San Bernardo)